No son excluyentes ni sustitutivos del cepillado

Cuando llega el momento de realizar nuestra rutina de higiene bucal, muchas veces nos preguntamos si es suficiente con el cepillado. En este caso, suelen aparecer las dos opciones complementarias más comunes: el hilo dental y el enjuague bucal (colutorio). No obstante, lo primero que hay que dejar claro es que ninguno de ellos es excluyente ni sustitutivo del cepillado. Lo que nos ayudarán a conseguir es una mejor higiene bucal siempre y cuando hagamos un correcto uso de sus funciones.

En este sentido, volvemos a insistir en que lo importante es el cepillado. El resto de acciones son complementarias y pueden mejorar los resultados. Por ello, recuerda que lo recomendable es que te cepilles los dientes tres veces al día después de las principales comidas. Llegados a este punto, es el momento de resolver la duda planteada en el título de este artículo. Intentaremos darte la respuesta de la manera más clara y concisa para que puedas tenerlo en cuenta de cara a tu rutina.

¿Es mejor el hilo dental o el colutorio?

La respuesta a esta pregunta va más allá de cuál es mejor o peor. Partimos de la base de que ambos son complementarios al cepillado. Por un lado, el hilo dental se usa para eliminar las partículas de comida y la placa dental. O lo que es lo mismo, para acceder a aquellos lugares a los que el cepillo no puede llegar. Por otro lado, los enjuagues bucales se usan generalmente para ablandar la placa y acabar con algunos microorganismos que pueden alojarse en nuestra boca. No obstante, no hay garantía de que la placa y los restos de comida se eliminen al completo con el enjuague, por lo que el hilo dental también sería complementario a este.

Ambos son una buena ayuda para el cepillado

Lo que sí es importante remarcar es que ambos tratamientos nos ayudarán a reducir la placa bacteriana y a prevenir enfermedades derivadas de ésta. Así mismo, también nos ayudarán a reducir caries y el mal aliento. No obstante, lo recomendable es que consultes a tu dentista antes de realizar cualquiera de estos tratamientos. Él sabrá qué es lo que mejor se adapta a tu boca en función de tus características, y seguro que podrá asesorarte y recomendarte la opción más adecuada para tus dientes. Recuerda que cuando se trata de nuestra salud dental, hay que ser precavidos en nuestras acciones, pues los dientes pueden sufrir agresiones innecesarias.

¿Antes o después del cepillado?

Una de las dudas más comunes respecto al hilo dental y al enjuague es cuándo usarlos dentro de nuestra rutina de cepillado. La respuesta es sencilla y debes de recordarla para así poder sacar el máximo beneficio a ambos tratamientos. La respuesta en relación al colutorio es muy simple: el enjuague bucal siempre se utiliza después del cepillado. No obstante, el hilo dental nos plantea dos escenarios diferentes que exponemos a continuación. 

Si utilizas el hilo en primer lugar, eliminarás en primer lugar la placa interdental y permitirás que el cepillo cubra más superficie dental y que la pasta de dientes consiga penetrar un poco más en los espacios interdentales. En cambio, si utilizamos el hilo después del cepillado, eliminaría la placa interdental que el cepillado no ha podido remover. Así, nos daremos cuenta de que el cepillado no es suficiente y nos concienciaremos más de la necesidad de complementarlo con otras rutinas de limpieza. 

Solicita información sin compromiso

Somos un equipo profesional y humano de alto valor!

Lluís Muncunill, 27 Terrassa*

*en esta clínica trabajamos con mútuas.