¿Qué es un implante dental?

 

Antes de conocer cuáles son los cuidados que debemos de realizar después de los implantes dentales es interesante que sepamos en qué consiste un implante dental. Así pues, la cirugía de implantes dentales tiene como objetivo reemplazar las raíces de los dientes con pernos metálicos (muy parecidos a los tornillos) y reemplazar el diente dañazo por uno artificial. El aspecto de este segundo diente, a pesar de no ser real, es muy fidedigno e imperceptible. Así mismo, cumple las mismas funciones que los dientes reales. 

También te puede interesar saber…

Debes saber que los  implantes dentales se colocan quirúrgicamente en la mandíbula, donde realizan la función de raíces de los dientes que faltan. Ya que el titanio en los implantes se fusiona con la mandíbula, los implantes no se deslizan, ni hacen ruido ni causan daño en el hueso de la forma en que los puentes o dentaduras postizas fijas podrían hacerlo. Lo materiales no pueden picarse como tus propios dientes mientras que los puentes regulares sí pueden.

Cómo cuidar tus dientes después de los implantes

Podemos distinguir dos tipos de cuidados en relación a la temporalidad. Es decir, los primeros deberán de realizarse el mismo día de la colocación, mientras que el resto corresponden a los días posteriores hasta que así lo indique tu dentista.

Durante el día de la colocación
  • Presión: al terminar la colocación de los implantes, colocamos una gasita en la zona tratada que aconsejamos apretar durante 15-30minutos.
  • No enjuagarse ni lavarse los dientes: durante el primer día dejamos descansar la zona tratada y dejamos que las células del cuerpo vayan integrando el implante.
  • Frío local: en casos de varios implantes es recomendable la aplicación de frío en la cara de la zona tratada para evitar la inflamación de la zona. Lo más recomendable es la colocación de una bolsa de guisantes congelados envuelta en un trapo durante 15 minutos, dejar descansar unos minutos y volver a repertir la aplicación así varias veces.
  • Comida/Bebida: podemos beber en cuanto nos quitemos la gasita que manteníamos mordida, y comer en cuanto se nos vaya la anestesia. El primer día recomendamos la ingesta de cosas fresquitas (yogures, zumo, helados, refrescos, gazpacho, quesitos, embutidos fríos..)
Los días posteriores
  • Limpieza: cepillado y limpieza totalmente normal, con cuidado de la encía y puntos (en el caso de que los hubiese) y que no queden restos de comida para evitar infecciones. Es preferible usar un cepillo quirúrgico, que es muy suave. En el caso de que haya puntos, es importante limpiarlos también, porque evitamos que se acumule comida que es el foco de bacterias. Hay que hacerlo suavemente.
  • Enjuagues: es muy recomendable enjugarse con agua con sal varias veces al día. En una jarra se vertirá mucha sal (no importa que sea mucha, porque el exceso se deposita en el fondo) y se enjuagará frecuentemente. Es el mejor antiinflamatorio que se puede emplear
  • Antiséptico: recomendamos dejar un guisantito de gel de clorhexidina tras el enguaje a modo de antiséptico y protector de la herida en la zona de los puntos. Le hemos recomendado uno. Lo importante es que haya una pequeña capita, no hay que poner mucha cantidad, para que de forma constante haya un protector en la herida. Casi todos los geles de clorhexidrina se “resisten” a quedarse en la zona. Puede aplicarse con el dedo limpio o bien con un bastoncillo de algodón.

Solicita información sin compromiso

Somos un equipo profesional y humano de alto valor!

Lluís Muncunill, 27 Terrassa*

*en esta clínica trabajamos con mútuas.