fbpx

¿Sabías que todo tratamiento de ortodoncia, sea con brackets o invisible, pasa por 7 fases?

Desde la Clínica Dental Sánchez Moya, tu dentista en Terrassa, te contamos cuáles son.

 

1. Estudio

Lo primero es estudiar cada caso en particular, ya que no hay dos denticiones iguales. Para este fin se toman radiografías panorámicas, fotografías extraorales y muestras en 3D. Ya no es necesario tomar muestras en aquellos incómodos moldes de yeso.

Una vez recogidos todos los datos, el especialista en ortodoncia tiene un diagnóstico preciso para saber cuáles son los problemas específicos que hay que corregir y qué tipo de ortodoncia es el más adecuado.

 

2. Alineación 

Se coloca la ortodoncia, cuya primera función será ejercer fuerzas de tracción para corregir el apiñamiento y la maloclusión.

Si hay alguna pieza dental retenida, esta fuerza de tracción también hará que erupcione.

 

3. Corrección

En esta fase hacemos que los dientes vayan, poco a poco, encajando en su posición correcta. De este modo quedarán alineados vertical y horizontalmente.

Es aquí donde entran en juego las gomas, que harán fuerza en los molares para abrir espacio al resto de piezas, permitiendo así que se vayan alineando.

 

4. Eliminación de diastemas

Una vez terminada la alineación es normal que aparezcan diastemas, es decir espacios excesivos entre los dientes. En esta fase, se cierran estos espacios para lograr armonía y uniformidad en la sonrisa.

 

5. Retoques finales

Una vez hemos logrado alineación, una oclusión correcta y eliminar los diastemas, es el momento de realizar los últimos retoques. Consisten en arreglar pequeños desperfectos como alguna pieza en mala posición o diferencias entre las líneas superior e inferior.

 

6. Retirada de la ortodoncia

Si hemos logrado los objetivos propuestos: buena alineación, eliminación de diastemas y oclusión correcta, consideramos que la ortodoncia ha cumplido su cometido y podemos retirarla.

 

7. Retención

Esta fase tiene suma importancia y, si no se lleva a cabo correctamente, todo el trabajo anterior puede no servir para nada

 

El motivo es que los dientes tienen una “memoria” que les hace querer volver a su posición inicial. 

 

Por ello y para evitarlo, en esta fase el paciente debe llevar unos retenedores incoloros durante el tiempo que el ortodoncista le recomiende.

 

Esto asegurará que la sonrisa perfecta que se ha logrado permanezca así durante mucho tiempo.

 

En la Clínica Dental Sánchez Moya llevamos más de 40 años diseñando sonrisas. Si quieres unos dientes alineados, no dudes en consultarnos, somos expertos en ortodoncia en Terrassa.