¿Por qué te duelen los dientes?

La sensibilidad dental es una dolencia que afecta a muchas personas. Incluso es probable que tú mismo la hayas sufrido en alguna ocasión, al ingerir alimentos muy fríos o muy calientes. Pero antes de todo, vamos a empezar por definirla. De forma sencilla, se trata de un dolor intenso producido por la pérdida de la dentina o la protección natural de nuestros dientes que se encuentra entre el esmalte y la encía. Es decir, la sensibilidad dental aparece en la mayoría de los casos cuando la capa exterior del esmalte dental se desgasta. Por ello, puede producirnos molestia cuando nuestros dientes notan un cambio de temperatura en aquellos alimentos que masticamos.

Ahora bien, la sensibilidad dental también puede hacer reacción ante alimentos dulces o ácidos. Sea como sea, se trata de un dolor que a nadie le gusta sufrir en su día a día. Por ello es interesante que sepamos cómo podemos prevenirla. Existen diversas causas que la provocan, y a continuación vamos a repasarlas una a una. Toma nota porque estamos seguros de que te servirá de gran ayuda. Además, queremos avanzarte que la sensibilidad dental puede durar un tiempo distinto en cada caso y en cada paciente. Por ello, ante cualquier duda, nuestro mejor consejo es que nos visites en nuestras clínicas para tratar tu caso con detenimiento.

¿Por qué se produce la sensibilidad dental?

En esta tabla interactiva encontrarás los principales motivos de la sensibilidad dental. 

Higiene dental incorrecta

Si te cepillas los dientes con mucha fuerza corres el riesgo de eliminar la dentina que los protege. Recuerda que es importante utilizar un cepillo de dientes adecuado con el filamento que se adapte a ti. Además, recuerda la importancia de utilizar hilo dental y enjuague.

Problemas en las encías

La gingivitis o periodontitis puede agravar tu sensibilidad dental, ya que la dentina queda más expuesta. Además notarás cómo tu dentadura se retrotrae y realza más las encías produciendo más dolor.

Bruxismo

El apretar tus dientes con demasiada fuerza favorece una mayor pérdida del esmalte dental. Y como consecuencia una mayor sensibilidad.

Alimentos azucarados

La ingesta frecuente de alimentos con demasiado azúcar hace que las bacterias aumenten y se expongan a su vez las áreas más sensibles de la dentadura, las encías.

Dieta ácida

Los alimentos ácidos favorecen la pérdida del esmalte dental. Esto produce que nuestra sensibilidad dental aumente. Consúmelos, pero con moderación.

Solicita información sin compromiso

Somos un equipo profesional y humano de alto valor!

Lluís Muncunill, 27 Terrassa*

*en esta clínica trabajamos con mútuas.