Las ventajas de la sedación consciente

Gracias a la sedación consciente y a la evolución de la ciencia han surgido nuevos avances. Han permitido la aplicación de prácticas que consiguen rebajar la sensación de angustia y miedo del paciente.

Muchas personas tienen miedo a los dentistas, ya sea por el mismo hecho de enfrentarse a una experiencia médica o por malas vivencias que hayan podido sufrir en intervenciones anteriores. Un beneficio que pasa a ser mutuo con el profesional que realiza la intervención, que puede trabajar con más comodidad ante la sensación de tranquilidad del paciente.

Ventajas tanto por el paciente como para el profesional

¿En qué consiste?

La sedación consciente es un proceso controlado por un anestesista que consigue rebajar el nivel de conciencia del paciente sin que éste deje de respirar. El paciente está controlado en todo momento, así como sus constantes. Pudiendo así colaborar en la intervención siempre que sea necesario.

Más rapidez y más efectividad

La cirugía maxilofacial con sedación consciente ha supuesto una optimización de tiempo en este tipo de intervenciones. Así pues, los procesos se pueden realizar con más rapidez y más efectividad. El paciente no se cansa de estar con la boca abierta y en tensión permanente. Lo que facilita la tarea de los profesionales a la hora de realizar la operación.
El hecho de disminuir el tiempo de la intervención también tiene ventajas en la recuperación. Los síntomas postoperatorios del paciente, que son mucho menos dolorosos.

¿A quién va dirigido?

No hay un tipo de paciente concreto a la hora de determinar si la cirugía maxilofacial se realizará con sedación consciente o no. Sin embargo, sí es cierto que este sistema está indicado principalmente para aquellas personas sometidas a un alto nivel de estrés o de ansiedad a los procesos de cirugía oral. También para aquellos pacientes que, anteriormente, han podido sufrir experiencias traumáticas al dentista que les impiden volver a enfrentarse a una intervención similar.

También está indicado para aquellos pacientes que sufran enfermedades importantes. Donde la anestesia general pueda suponer un riesgo elevado. Entonces, ésta pasa a ser sustituida por un proceso de sedación consciente.

Tipos de sedación en tratamientos de odontología

Con el objetivo de reducir al mínimo todo tipo de molestias a sus pacientes, tanto psicológicas como físicas. Disponemos de distintos tipos de sedación en odontología adecuadas para conseguir eliminar todos los inconvenientes que los tratamientos pueden causar en los pacientes. Los anestesistas son los responsables de subministrar el tipo específico de sedación según las necesidades concretas de cada paciente. Teniendo especialmente cura de los niños u otras personas más susceptibles de lo normal.

Sedación intravenosa
Se define como el procedimiento mediante el cual se administran drogas que deprimen el sistema nervioso central por vía endovenosa. Con el objetivo de reducir la intranquilidad psíquica y/o motora de los pacientes.
Sedación consciente
Sirve para conseguir un mínimo nivel de depresión de la consciencia que permite al paciente mantener de forma independiente la integridad de su vía aérea. Y seguir respondiendo a los estímulos físicos o verbales de manera normal.
Sedación profunda
Es un estado controlado de depresión de la consciencia que conlleva la pérdida parcial de los reflejos protectores de la vía aérea. Entre los que se encuentran la capacidad de respiración y de responder ante estímulos físicos y verbales.
Sedación consciente combinada
Se obtiene mediante el subministro por vía enteral y inhalatoria de forma simultánea.
Ansiolisis
Sedación mínima o ansiolisis es un este estado inducido por fármacos el paciente responde normalmente a los estímulos pero su función cognitiva y su coordinación quedan atenuadas.
Analgesia moderada
Es inducido por fármacos y en ella el paciente puede responder adecuadamente a órdenes.
Analgesia profunda
También es un estado inducido por fármacos y aunque el paciente no responderá fácilmente, puede haber respuesta tras una estimulación táctil. En este caso el paciente puede requerir asistencia para mantener su vía aérea y su respiración.
Diferentes opciones de sedación posibles para aplicar sus tratamientos de la forma más indolora y cómoda posible a sus pacientes. Cabe recordar que normalmente la administración de sedantes irá acompañada de una anestesia local. Esta será la herramienta que asegurará la pérdida de tacto en la zona y hará el proceso más llevadero.

Solicita información sin compromiso

Somos un equipo profesional y humano de alto valor - Primera visita gratis

Lluís Muncunill, 27 Terrassa*

*en esta clínica trabajamos con mútuas