Cabe prestar atención a los más pequeños de la casa

¿A quién no le gustan las chuches? Es difícil resistir al placer de ver como caramelos, gominolas, piruletas, nubes, chicles, etc, se deshacen en nuestra boca aportándonos sabores que nos encantan. Sin embargo, también sabemos que este tipo de «alimento» no es el más adecuado para nuestra salud, y especialmente para nuestros dientes.

Además, seguro que alguna vez te has preguntado de qué están hechas las chuches. Pues bien, en la mayoría de ellas el azúcar (o jarabes de glucosa) representa hasta el 50% de su composición. El resto de elementos pueden variar desde colágeno (tejido animal), hasta cera de abeja, aditivos y una larga lista de componentes.

Es cierto que las chucherías nos aportan energía y pueden proporcionarnos dosis de buen humor. No obstante, hay que dejar claro que su consumo debe de ser ocasional. Lógicamente, un consumo moderado no tendrá un impacto grave en nuestra salud dental. Eso sí, por si acaso echa un vistazo a los consejos que te explicamos a continuación.

Así puedes disminuir el riesgo de caries cuando consumas chuches

Partimos de la base de que es prácticamente utópico evitar por completo que nuestros hijos ingieran golosinas, aunque sea esporádicamente. Por ello, te presentamos estos pasos que debes seguir para garantizar su buena salud bucodental.

  • Lo primero de todo, y más fundamental, es el cepillado. Una vez se hayan consumido chuches, es importante que se limpien los dientes en profundidad. Echa un vistazo para comprobar que no han quedado restos de gominolas entre los dientes de tu hijo.
  • Intenta comprarles chucherías que se basen en la succión y no en la mordida. De esta forma podremos evitar que se queden restos de estos alimentos entre los dientes de los pequeños. En definitiva, rebajaremos el riesgo de contacto directo con el azúcar.
  • Ten en cuenta que las chucherías no pueden convertirse en algo habitual para tu pequeño. Guárdalas en un lugar donde solo tú puedas acceder y procura que su consumo sea semanal o de dos o tres veces al mes.
  • Recuerda que hay otros alimentos como las frutas que pueden aportarnos la misma sensación de dulce de las chuches, de una forma más saludable.

Solicita información sin compromiso

Somos un equipo profesional y humano de alto valor - Primera visita gratis

Lluís Muncunill, 27 Terrassa*

*en esta clínica trabajamos con mútuas