Sigue estos consejos para no romper con tu rutina diaria

El verano es una época de desconexión, diversión y, por lo general, de romper con la rutina. Esto nos lleva a dejar de lado la mayoría de las acciones cotidianas que solemos realizar en nuestro día a día. De hecho, pasamos más tiempo fuera de casa, lo que dificulta ciertamente el seguir con nuestros hábitos más comunes.

No obstante, tenemos que tener en cuenta que nuestro organismo sigue siendo el mismo y, en esta línea, debemos de aportarle los mismos cuidados. O lo que es lo mismo, en verano los gérmenes de nuestra boca no se detienen. Es por ello que debemos de seguir aplicando los mismos cuidados a nuestros dientes para así poder garantizar que a la vuelta del verano nuestro estado bucodental será excepcional.

 

¡Toma nota de estos consejos!

Lo primero que te recomendamos es que empieces tus vacaciones con seguridad. Para ello, una buena opción podría ser realizar una revisión rutinaria pocos días antes de iniciar tus semanas de descanso. Esto asegurará que puedas dar comienzo a tus días de desconexión siendo consciente de cuál es el estado actual de tu salud bucodental.

Ahora bien, si das por hecho que no vas a disponer del tiempo suficiente para ello, te proponemos algunos consejos que debes tener en cuenta. Eso sí, recuerda que si has realizado la revisión y todo ha salido correcto, también debes de seguir estas recomendaciones. Al fin y al cabo, el objetivo no es otro que prevenir.

Dicho esto, lo primero que te recomendamos es que adquieras un pequeño cepillo de dientes para poder llevar a todos lados. Esto te permitirá que cuando comas y cenes fuera, puedas dedicar un minuto de tu tiempo en ir al baño a cepillarte. Aunque no realices un cepillado en profundidad, la acción ayudará a reducir tanto el nivel de placa bacteriana como los restos de comida que se acumulan entre los dientes.

El resto de recomendaciones pasan también por la alimentación. Aunque no lo creas, hay alimentos que nos pueden ayudar a mantener el buen estado de nuestra boca. Entre ellos, las manzanas. Te recomendamos que comas una al día entre horas. Además de su estupendo sabor, también favorecerá al bienestar de tu boca.

Y otro alimento que jugará a tu favor será el yogur. Entre sus propiedades, destaca la de neutralizar los ácidos de las bacterias de nuestra boca. ¡Tómalo de postre y descubre sus beneficios! Además, no olvides beber agua a menudo para equilibrar el pH de tu boca así como para eliminar posibles restos de comida que queden en ella.

En este sentido, no es necesario decir que hay que reducir el consumo de azúcares, no solo en vacaciones sino a lo largo de todo el año. Además, recuerda que el alcohol y el tabaco deben de consumirse lo más ocasionalmente posible. Ambos afectan al malestar de nuestra salud bucal. Recuerda la importancia de la moderación.

Solicita información sin compromiso

Somos un equipo profesional y humano de alto valor - Primera visita gratis

Lluís Muncunill, 27 Terrassa*

*en esta clínica trabajamos con mútuas